Saltar al contenido
Atrás

20180418_ASAC

La Escuela del Agua participa en la Jornada técnica para empresas del sector del agua organizada por ASAC.

| 16 abril 2018

ASAC, la Agrupación de Empresas de Servicios de Agua, celebró durante el pasado 18 de abril la jornada tècnica  “El Agua, factor clave en la economía circular”. En el marco de dicha jornada la Escuela del Agua presentó el proyecto de acreditaciones profesionales.

La acreditación de competencias permite al aspirante obtener una titulación reglada convalidando parte de los conocimientos y habilidades que han adquirido a través de la experiencia profesional y la formación continua.

En el proceso de acreditaciones profesionales participan un total de 496 aspirantes que provienen de 38 empresas y optan a la obtención de uno o más Certificados de Profesionalidad; y 32 expertos y expertas provenientes de 10 de estas empresas que se encargan de realizar el asesoramiento a los aspirantes que les ayudan a afrontar la evaluación y también forman parte de las comisiones evaluadoras.

Por otra parte, otro agente implicado es la administración pública representada por el Instituto Catalán de las Cualificaciones Profesionales (ICQP) que es el organismo público que regula el proceso de acreditaciones, y los Institutos públicos en los que se desarrollan las diversas convocatorias que componen el proceso.

Finalmente, la oficina técnica del proyecto, que ASAC ha encargado a la Escuela del Agua, opera como agente informador y se encarga de la gestión documental del proceso así como de la confección del portafolio del aspirante, donde se recogen las evidencias documentales necesarias y, a su vez, se encarga de la coordinación entre la administración, los asesores-evaluadores y los aspirantes.

El proceso conlleva beneficios tanto para el trabajador como para la empresa del sector del agua. En primer lugar, al trabajador  le permite obtener una certificación oficial que reconoce su experiencia y formación continua, elevando así su nivel de calificación. Otros beneficios son la mayor empleabilidad del trabajador y, la posibilidad de convalidar materias, en caso de que el trabajador decida realizar más estudios reglados.

Para la empresa, los beneficios también son claros. Disponer de trabajadores acreditados mejora la competitividad de la empresa y le confiere valor añadido en caso de presentarse a Nuevos concursos o licitaciones. Desde la perspectiva de la gestión de los Recursos Humanos de la empresa, el proceso de acreditaciones permite obtener una evaluación precisa del talento de los trabajadores de la empresa, una clasificación profesional actualizada, que da paso a la posibilidad de definir planes de desarrollo profesional y necesidades formativas tanto a nivel individual como grupal. Otros beneficios incluyen la facilidad de los procesos de selección y posibilidades de movilidades entre los trabajadores (movilidad funcional y movilidad geográfica).

Al finalizar el primer trimestre de 2018, la mitad de los aspirantes que han participado en el proceso de acreditaciones ha obtenido la titulación a la que optaban y el 60% de los que no la han obtenido, sólo les falta una Unidad de Competencia para obtenerla.

En estos momentos hay 161 aspirantes acreditados, 90 están en proceso de acreditaciones y 245 pendientes de iniciar el proceso.

 


  • (Compartido

    2

    veces)